domingo, 27 de abril de 2008

Verdulería

Hoy fui a la verdulería
a comprar un kilo de papa,
pero la vi tan verde y linda
que pedí un poco de albahaca.

Me tentaron los tomates,
rojo sangre su color.
Como brócoli no quedaba,
opté por la coliflor.

Me di vuelta y las vi,
de figuras esbeltas y lozanas,
teñidas de amarillo fuerte,
por mí clamaban las bananas.

Ahora es época de limones
dijo amable el verdulero,
le pedí solo unos pocos:
en mi casa tengo un limonero.

Ya estaba por pagarle
cuando recordé a mi cuñada,
¿qué me había pedido...?
¡lechuga para la ensalada!

Los duraznos gritaron mi nombre
y me dio kilito me llevé.
También un par de zapallitos
para hacer un rico puré.

"Una última cosa quiero"
dije pidiendo un ají.
Agarré todas mis bolsas,
pagué, saludé y me fui.