domingo, 26 de febrero de 2012

Metrovías

Hace varios meses venía meditando sobre la posibilidad de participar en algún concurso de literatura, aunque sólo fuera para acercarme un poco más a mi propio sueño: ser escritora. Ayer, mientras me disponía a descender las escaleras del subte, un enorme cartel de dicha empresa llamó mi atención. 

Concurso. Literatura. Relato. Primer amor. Premios. 

Lo leí varias veces, casi sin poder creer que la maravillosa oportunidad se me hubiera presentado de manera tan inoportuna. Y me dije, "sí, voy a participar". Después de todo, aún tenía mucho tiempo para escribir porque los días para presentar las Obras -como ellos las llaman- todavía no acaban. Sin embargo, cuando me puse a pensar sobre qué escribir, me di cuenta de que no sé escribir relatos optimistas de gente enamorada. Tendría que apelar a la tragedia, pero la consigna de que fuese sobre un primer amor, me complicó aún más las cosas. ¿Ser realista y contar mis propias historias o tratar de gestar una nueva de la nada?

Ah, la horrible indecisión. Sólo espero que, cuando las palabras lleguen a mí, no sea demasiado tarde.


Later!



5 comentarios:

  1. ¡Espero que se te vaya pronto esa indecision ya que escribes genial! Miles de besitos desde:
    www.quieresentrarenmidiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte! Perdón por tardar tanto en devolver el comentario, pero como ves sigo aquí. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Es fantastico el que haya coincidido el querer escribir un libro y el concurso, eso es una señal asi que a por ello. Referente al tema, una mezcla de ambas sera lo mejor, tus experiencias con tu imaginacion, solo tienes que empezar, seguro que las palabra fluyen solas en cuanto te pongas a ello. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo va eso? ¿Puede participar cualquiera? A mi me gustaría hacerlo, más que nada porque así me obligo a escribir un relato bonito o por lo menos, a intentarlo.
    En cuanto a lo que te planteas... yo encontraría un punto medio. Siente y deja que lo que sientes sea escrito. Después, intenta adornarlo. No sé. No soy yo quien para dar consejos, que siempre escribo vomitando palabras. Pero lo melancólico tiene su parte de belleza, que para principe conoce a princesa y comieron perdices ya tenemos a disney. Ya me irás contando.
    PD. ¿Te has leído la entrada de los post-its entera? Alucinante. Un pin para ti. Me alegro de haberte hecho sonreír.
    PD2. Con la otra entrada, yo casi te hago llorar. Tú me has hecho sonreír con tu comentario. Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Me pasa exactamente lo mismo! Si me dicen, escribí sobre x razón se me pone la mente en blanco.. Asi que, si ya somos dos, debe ser culpa de los concursos.
    Saludos!!

    ResponderEliminar