viernes, 2 de marzo de 2012

Al mejor postor

La música ensordecedora atronaba en el boliche lo suficiente como para adormecer todos sus sentidos. Sin embargo, ni siquiera hacía falta aquel ruido insoportable invadiendo sin permiso sus oídos como para que se sintiera aturdida. El exceso de alcohol en su organismo ya había hecho más que suficiente. El bamboleo de su cuerpo lo indicaba con claridad, mientras que su sensual danzar desvaído no hacía más que tentar a todos los de su entorno, haciéndola lucir como una presa sumamente apetecible.

Y a ella, el hecho de encontrarse en aquel estado no parecía importarle en lo absoluto. Bailaba sin cesar, pasando de mano en mano, de boca en boca, perdida en la multitud… Regalando su cuerpo al mejor postor.


9 comentarios:

  1. Que hermoso texto, escribís precioso. Me dejaste sin palabras sinceramente.
    Quería agradecerte por las hermosas palabras que dejaste en mi blog, por los consejos. Voy a intentar hablarlo con ella. Muchas gracias, enserio ♥

    ResponderEliminar
  2. Y supongo que eso puede ser una historia típica, me encantó la entrada escribes muy bonito.
    Te mando un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Genial! una sutil descripción de algo que a mas de uno le resulta familiar. Me gusto el enfoque que le diste :) Besos!

    ResponderEliminar
  4. Algo muy cotidiano hoy en día, y lo se y no salgo a boliches.
    Bless!.

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me llegan más tus textos. Es como si los escribieras con más sentimiento.

    ResponderEliminar
  6. me ha encantado *-* escribes genial ! como me alegro de aver entrado en tu blog :) desde luego te sigo quiero seguir leyendo textos como estos :3

    ResponderEliminar
  7. Yo no me dedicare a ensalzar tus virtudes poniendo chorradas sentimentales en un texto que demuestra un dolor interior que raspa el aire.Venderse al mejor postor no es agradable,pero los cuentos de hadas se han trastocado y hoy mucha cenicienta busca el zapato asi.
    Enfin a veces lo verdaderamente impactante es la realidad.
    Y eso es lo que tiene tu texto.Desamor,dolor,rabia,aliento,realidad.
    Simplemente realidad

    ResponderEliminar
  8. Regalarse al mejor postor no es hoy en día una costumbre que a cualquiera pudiese resultarle indiferente. No cuando el cuerpo viene a representar una de las tantas alternativas de lo que uno mismo puede llegar a regalar. Y no es por cierto la forma más despreciable de ofrecerse al resguardo de la sombra más reconfortante.

    Yo regalo mis anhelos a promesas artificiales, yo regalo mis convicciones a un ideal que sé equivocado... regalo al mejor postor mi existencia absoluta para convertirla en el despojo de una vida que pudiera haber marcado la diferencia en esta marea de entidades ciegas...

    ¿Cuál es el modo en que tú te regalas?

    ResponderEliminar
  9. Me alegra haber descubierto tu blog, me gusta tu manera de transmitir.

    Venía a darte las gracias por devolverme la visita.

    Un beso.

    ResponderEliminar